Agenda de Investigación

La Agrupación CRETUS trabaja en torno a 4 líneas de investigación + 1 transversal.

El carácter multidisciplinar de CRETUS permite abordar proyectos integradores con planteamientos holísticos.

Se ofrece una orientación original, basada en una óptica interdisciplinar y holística fundamentada en las capacidades de los grupos integrantes. De este modo, el desarrollo y evaluación de tecnologías ambientales novedosas se concibe bajo un marco de sostenibilidad, buscando soluciones que permitan minimizar impactos y riesgos, tratando de recuperar los recursos, mediante tecnologías que sean económica, social y ambientalmente favorables (E).

Ciclo del Agua

La agrupación cuenta con sólidas capacidades para la investigación en nuevas tecnologías de tratamiento de aguas que van desde la detección y el tratamiento de microcontaminantes en aguas urbanas, el uso de técnicas avanzadas para la eliminación de nitrógeno o el uso de nanopartículas y biocarbones en remediación para la inmovilización de contaminantes y como catalizadores.

Otro foco en el que se trabaja es en el modelado, optimización y control de los procesos tanto desde una perspectiva científica como global de gestión, incluyendo componentes sociales y económicos.

Otras líneas de investigación se enmarcan en el desarrollo de capacidades en ecotoxicología y análisis de calidad de las aguas superficiales y del medio marino, así como en la investigación en predicción numérica meteorológica y dinámica atmosférica en relación con el régimen de precipitaciones, o a los efectos del cambio climático sobre el ciclo del agua.

Gestión sostenible del suelo

Los grupos de CRETUS han desarrollado una sólida trayectoria en el análisis y diagnóstico de los problemas de contaminación del suelo (edafología y química agrícola, geoquímica ambiental, cartografía de suelos, estudio y evaluación de impactos, especiación química en suelos contaminados o estudio de procesos geobioquímicos en condiciones extremas). 

Buena parte de su investigación se focaliza en el desarrollo de tecnologías innovadoras para la remediación y la recuperación de suelos degradados, como el diseño de tecnosoles, la inmovilización de enzimas para la eliminación de contaminantes del suelo o la biorremediación mediante fitotecnología, que es uno de los ámbitos que se quiere impulsar en próximos años. El uso de nanomateriales en los procesos de recuperación de suelos es otra de las líneas emergentes de investigación, como lo es la investigación en torno a los sumideros terrestres de carbono y las técnicas para mejorar la captación de CO2, o el análisis de información geográfica para la prevención y control de incendios y otros problemas ambientales.

Tratamiento y valorización de residuos

Los grupos de CRETUS tienen abiertas líneas de investigación en la producción de biopolímeros, (una de sus aplicaciones es la producción de bioplásticos biodegradables), en la recuperación de biometano y en la extracción de compuestos bioactivos de origen natural. La reducción de plásticos y su sustitución por materiales reciclables; la reducción y reaprovechamiento de los residuos alimentarios; y el uso de la biomasa y producción de biomateriales son algunos de los principales focos de atención de la estrategia europea por la economía circular y de la recién revisada Estrategia por la Bioeconomía.

La multidisciplinariedad es especialmente relevante en este ámbito de investigación, ya que la investigación, desde la psicología social de las actitudes sociales frente a la reutilización y reciclaje de residuos o subproductos puede ser determinante para el éxito o el fracaso de las estrategias.

Monitorización y control de la contaminación del aire

La Agrupación CRETUS cuenta con varios grupos que han focalizado su investigación en la monitorización de la contaminación del aire, desarrollado una metodología propia para usar los musgos como biomonitores de la calidad del aire. También se trabaja en la modelización atmosférica, esencial para poder prever fenómenos de contaminación transfronteriza o de trasvase entre zonas y aglomeraciones. Se está investigando, además, el desarrollo de sumideros de carbono, capaces de absorber el CO2 de la atmósfera y reducir los niveles de contaminación.

Producción, consumo y ciudades sostenibles

La agenda de investigación de CRETUS tiene una orientación ambiental tecnológica alineada con los objetivos de economía circular y desarrollo sostenible. En este sentido se incluyen varias líneas orientadas al diseño de procesos productivos limpios (basada en líquidos iónicos)

Además, la experiencia desarrollada en gestión ambiental permite aplicar el análisis del ciclo de vida a diversos sectores productivos y avanzar en ámbitos como el ecodiseño, el ecoetiquetado o los estudios de ecoeficiencia.    

Esta línea trata de partir de las amplias capacidades de análisis y diagnóstico de problemas medioambientales para aplicar el estudio de la percepción social de esos retos y de sus eventuales soluciones, para generar modelos de negocio y políticas para las ciudades y la industria, que abarquen desde los procesos técnicos hasta la organización territorial.